Los retos deportivos, ¿una manera eficaz de comunicar?

Los retos deportivos de los atletas, sobre todo en deportes outdoor, se han puesto de moda como una manera de mantenerse activos y motivados, aunque también, y no es un tema menor, para seguir conectados a su público y dar contenido a sus patrocinadores. Pero, ¿es siempre un método eficaz para comunicar? No hay una fórmula mágica, pero sí que hay unas bases mínimas que pueden garantizar una buena difusión del reto planteado.

Cogeremos algunos ejemplos recientes precisamente para mirar de responder la preguntar de este artículo. De entrada, hay que destacar que cada reto tiene sus propios objetivos y en algunos caso los objetivos principales no son conseguir la mayor difusión comunicativa posible, sino simplemente explorar los límites del atleta y superar algún récord establecido. Pero, siendo honestos, en la mayoría de ocasiones todos las partes implicadas quieren llegar al máximo número de gente para tener más visibilidad.

En primer lugar pondremos como ejemplo el reto solidario que hizo el pasado julio la corredora Sílvia Puigarnau que completó en 33 horas y 15 minutos el recorrido de la distancia más larga de la Val d’Aran by UTMB®, la VDA, con sus 162 km y 10.600 metros de desnivel positivo. El reto, que tuvo el apoyo de marcas como ARCh MAX, Virginias, Polar y Petzl, tenia como objetivo recaudar fondos para la campaña #yomecorono para luchar contra el coronavirus. Numerosos medios se hicieron eco de esta iniciativa y también se grabó un reportaje que se emitió por cadenas como Teledeporte. 

Otro caso es el de la veterana nadadora Mari Paz Corominas, primera mujer española en llegar a una final olímpica en México 68. En 2018, Corominas se planteó el reto de cruzar el Estrecho de Gibraltar para celebrar los 50 años de su participación en los Juegos Olímpicos. Su objetivo, también solidario, era recaudar fondos y generar visibilidad para la ONG Open Arms. En este caso, Mari Paz Corominas no buscaba el protagonismo ni la difusión a nivel personal, pero la magnitud del reto (15 km nadando en aguas abiertas) y sus características como deportista generaron un gran interés en los medios, tanto especializados como generalistas.

Por último, nos fijamos en otro reto deportivo que tuvo lugar el pasado setiembre. El joven atleta de Matadepera, Jan Margarit, tuvo la idea durante el confinamiento como una manera de buscar la motivación en una temporada ausente de competiciones y superar etapas personales complicadas. El desafio que se marcó fue subir y bajar La Mola (el pico más alto del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac) en el menor tiempo posible. Y lo hizo en menos de una hora, en concreto en 54 minutos y 50 segundos saliendo desde el centro de su pueblo. Un reto que quizás no tuvo tanta difusión en los medios más generalistas, pero en las redes sociales, sobre todo en Instagram, tuvo su impacto entre los amantes del trail running. Al fin y al cabo, el objetivo en este caso no se trataba de eso sino de disfrutar corriendo por la montaña y reencontrarse con uno mismo.

 

¿Necesitas los servicios de una agencia de comunicación de deportes outdoor? Ponte en contacto con nosotros pinchando aquí.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *